Se anularon

Toro Club y Juventud Unida terminaron igualados en uno y relegaron sus chances de coronación. El duelo tuvo mucho roce, cinco expulsados y un mal arbitraje de Ramiro Siravegna. Lo que pasó en Coronel Moldes.

 

Poco fútbol. Mucho roce. O mejor dicho: flashes de buen juego opacados por malas decisiones y mucha tensión. En un partido muy complicado para jugar, dirigir y tomar decisiones, Toro Club y Juventud Unida de Río Cuarto igualaron 1 a 1 en Coronel Moldes por la fecha 16 del Apertura de Primera A.

Lo ganaba el visitante desde los 29’ del primer tiempo con gol de tiro libre de Facundo Rojas, lo empató el “azulgrana” sobre el cierre de la misma etapa gracias al tanto de Matías Gigena. Además se produjeron cinco expulsiones: tres para Juventud y dos para Toro.

El equipo conducido por Darío Bringas se bajó de la cima y le cedió ese privilegio a Sportivo Atenas, a una fecha de la culminación. Los de Néstor Billalva permanecen en la tercera posición, a tres del nuevo puntero.

El duelo entre animadores del Apertura inició con buenos destellos de fútbol. Cuando se juntaron los juveniles que tiene Toro se vio lo mejor del match. Agustín Suárez era el que bajaba de su posición y se animaba a combinar con José Muñoz y Alexis Gaude.

En el mediocampo Pablo Nicolay se hizo dueño y señor, ante un Juventud Unida que viajó “remendado”.

La visita contó con la baja de Gabriel Ludueña, quien cumple dos fechas de suspensión por roja directa ante Everton, y con Facundo Quiroga entre algodones. “La Joya” fue exigido minutos antes del partido y decidió jugar de arranque.

Bringas optó por el ingreso de Allasia (defensor) en sustitución de Ludueña y apostó a una defensa más sólida.

El partido se armaba. Allasia y Dall’Armellina le dieron las mejores chances a Juventud, mientras que Toro respondió con un potente remate de Suárez que dio en el travesaño. Todo esto sucedió en los primeros 20’.

En media hora de partido apareció la apertura del marcador. Juventud Unida tuvo un tiro libre en el borde del área, donde Rojas remató y la pelota dio en la mano de unos de los jugadores de la barrera. Nuevo tiro libre y segunda oportunidad para el defensor.

En este caso Rojas tuvo su premio, y con un remate esquinado terminó poniendo el 1 a 0 para el visitante.

El gol que puso en ventaja a los de Bringas alteró al banco local. Billalva y compañía comenzaron con aireadas protestas hacia la terna arbitral, que poco hizo para mejorar. Corrieron los minutos, el roce crecía y al juez principal Siravegna le costó asumir la responsabilidad de responder ante situaciones “calientes”.

Del ida y vuelta con el banco de suplentes “azulgrana” el que terminó amonestado fue el delantero Germán Gigena, quien entraría en protagonismo en el complemento.

Posteriormente la tensión se mudó al otro banco. Ahora Darío Bringas y sus colaboradores eran los alterados ante jugadas clave que ensuciaron las ideas futbolísticas. Dall’Armellina, por doble amarilla, dejó con un hombre menos en cancha a Juventud Unida en el 44.

Dall’Armellina fue el primer expulsado en la caliente tarde moldense.

Un minuto después, Toro Club culminó una de sus tantas jugadas con un bonito gol de Matías Gigena. Los pibes de Billalva la iniciaron con Nicolay como eje de conducción, la tocaron los centrales, pasó por el sector derecho y terminó con la definición del lateral por izquierda.

Se fueron al descanso disconformes. Ninguno de los dos estaba contento con el empate, mucho menos con lo acontecido en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En el segundo tiempo el local intentó hacer valer su ventaja numérica, es por eso que los más revulsivos de Toro se animaban a más, mientras Billava apostó por el ingreso de Germán Gigena. Aunque “Gato” sólo estuvo cuatro minutos en cancha, debido a que simuló una falta y recibió la doble amarilla (había sido amonestado estando en el banco).

Todas pardas, desde el resultado y cantidad de futbolistas en cancha. El nerviosismo brotaba por los poros de los protagonistas y la terna arbitral nunca ayudó. Al contrario, se produjeron otras dos expulsiones, una por lado, y el cierre se puso más caliente.

Era palo y palo en el final. Toro Club controlaba la pelota y Juventud Unida, un tanto menos acostumbrado a la extensa cancha moldense, decidió replegarse y apostar al contrataque.

Hubo dosis de frescura en ambos por las modificaciones de los técnicos. Billalva lo puso a Cruzeño para que desborde por izquierda, mientras que Bringas eligió a Gauna, en defensa, Villarreal, para la mitad de cancha, y Tambussi, para la única que le puede quedar a todo delantero.

Y en uno de esos cruces por la banda, Gauna fue muy mal al piso y se terminó yendo expulsado. En esta decisión estuvo muy correcto el juez principal y dejó con ocho hombres al visitante cuando iban 44’. Pero pese a que esta vez Siravegna actuó bien, las revoluciones no bajaban y el partido se vio atravesado por otra interrupción.

No sólo sucedió por lo que pasaba en Moldes, sino también porque ambos estaban enterados que Atenas ganaba en cancha de Estudianes (vs Alberdi) y sabían que quedaban relegados.

Fueron ocho minutos de adición y una jugada que pudo haber cambiado el destino. Franco Torres picó en soledad y en un mano a mano con Airaudo definió (bien) apenas levantando la pelota por encima de la humanidad del arquero. El balón “besó” el palo izquierdo y ahogó el grito de gol del delantero de Juventud Unida.

Tras el pitazo final hubo mucha protesta, decepción y hasta lágrimas. Los protagonistas de ambos equipos terminaron acostados en el campo de juego con mucho cansancio y tristeza. Los de Juventud Unida sintieron el golpe de perder la cima y anímicamente no se los vio bien.

El roce: el principal protagonista entre Toro y Juventud.

Todo terminó en empate en uno, no fue correcta la actuación de la terna arbitral y mucho menos el comportamiento de varios protagonistas, que buscaron una y otra vez la provocación al rival. Fue empate y a ninguno les sirvió, porque Atenas sacó provecho. Toro y Juventud se anularon.

Síntesis

Toro Club de Coronel Moldes (1): Sebastián Airaudo; Joel Contreras, Marcos Sosa, Martín Grivarello y Matías Gigena; José Muñoz, Nicolás Nicolay, Juan Pablo Flores Sirolesi, Agustín Suárez; Alexis Gaude y Pablo Salazar. DT:Néstor Billalva.

Juventud Unida de Río Cuarto (1): Ezequiel Bardín; Lucas Allasia, Facundo Rojas, Alexis Rodríguez, Germán Rivera; César Torres, Alessio Dall’Armellina, Juan Sáenz y Facundo Quiroga; Rodrigo Vaschetto y Franco Torres. DT: Darío Bringas.

Goles: 29’ PT Rojas (JU) y 46’ PT Matías Gigena (TC).

Cambios: todos en el ST, 12′ Germán Gigena por Grivarello (T), 22′ Mauricio Villareal por Quiroga (J), 26′ Valentín Gauna por Vaschetto (J), 27′ Lucas Cruzeño por Sirolesi (T), 37′ Eduardo Muñoz por Matías Gigena (T)y Alejo Bovio por Zalazar (T).

Incidencias: 44′ PT expulsado Dall’Armellina(JU), 16′ ST Germán Gigena (TC), 24′ ST Sáenz (JU), 32’ST Contreras (T), 44′ ST Gauna (J) expulsados.

Árbitro: Ramiro Siravegna.

Cancha: “Coliseo Azulgrana” – Toro Club.

Fotos: Al Toque
Redacción Al Toque