La juve empato con Lutgardis

 

El equipo de Jorge Grassi igualó 1 a 1 con el Inglés y perdió terreno en la pelea por la cima del torneo. Emanuel Campo convirtió para el visitante y Tomás Prado para el local

No pudo ser la cuarta victoria consecutiva para Juventud Unida. Lutgardis Riveros se plantó en su estadio y le hizo perder terreno a los dirigidos por Jorge Grassi en la pelea por el campeonato. El Inglés y la Juve igualaron 1 a 1 en el Roberto Saporiti de Alcira Gigena en un entretenido partido de la undécima fecha del Torneo Apertura. Emanuel Campo abrió la cuenta para el visitante y Tomás Prado igualó para el local.

Parecía que la gélida tarde gigenense iba a ser el escenario de un nuevo triunfo de los de Los Teros. Es que cuando iban 13 minutos de partido, habían repetido el mismo guión que en varios encuentros anteriores. Otra vez abrieron el marcador sin necesidad de demasiados esfuerzos.

Riveros había comenzado un poco mejor. Sin ser muy superior, por lo menos parecía tener más claro qué quería hacer con el partido. Los de Claudio Lanza presionaban bien arriba la salida de Juventud, que tenía que recurrir al pelotazo para superar la mitad de la cancha y rifar constantemente la  posesión del balón.

Pero, ese boxeador de mano pesada que es la Juve encontró una oportunidad y fue directo al mentón. Flordelmundo desbordó por izquierda (una escena repetida a lo largo del torneo), mandó el centro al segundo palo y Campo sorprendió a todos al cabecear de pique al suelo. La pelota pasó por entre las piernas de Meneguzzi e ingresó en el arco local.

El gol cambió el rumbo del partido y Juventud tomó el control. Creció la figura de Titarelli en la banda derecha y los de Grassi fueron en busca del segundo.

A los 25 minutos, Leandro Martínez tuvo la chance de liquidar el juego, pero Meneguzzi lo evitó. Titarelli desbordó por derecha, mandó el centro para el delantero, que en el corazón del área remató a quemarropa y el arquero mandó la pelota por sobre el travesaño.

De a poco, Lutgardis empezó a mejorar. El mejor jugador del partido, Julián Navalón, se estacionó en el sector izquierdo, empezó a conectarse con Britos y Santillán y  el Inglés se acercó con peligro al arco de Mancinelli. El arquero visitante tuvo que evitar dos veces que Prado empatara el encuentro antes del final del primer tiempo.

Los últimos quince minutos fueron del local, que se fue al entretiempo con la sensación de que el encuentro estaba al alcance de sus manos.

El inicio del complemento reforzó esa idea. Lutgardis presionó a Juventud y le sacó el dominio del juego. Las bandas, que antes eran dominio absoluto de Titarelli y Flordelmundo, pasaron a ser de Garraza y Britos.

Grassi intentó corregir el curso del encuentro con dos variantes  rápidas. Afuera Martínez y Martinelli (el gran ausente ayer en Juventud) y adentro Tambussi y Aranda. Con los cambios, la Juve quedó con un 4-4-2 bien definido.

Si bien el marplatense entró bien al partido, el flujo no cambió y a los 24 minutos llegó el merecido empate de Riveros.

Pérez recuperó la pelota luego de un despeje y mandó un pelotazo cruzado, a espaldas de la última línea de Juventud.  Allí esperaba la pelota el recién ingresado Pablo Álvarez, que, de primera, la bajó al medio para Prado, que esta vez no falló. La tercera fue la vencida para el centrodelantero que facturó ante Mancinelli, que esta vez no pudo hacer nada.

El grito fue desahogo en el Saporiti, porque el gol se veía venir, pero no llegaba. Entre los que lo festejaron en la tribuna estaba Joaquín Prado, hermano de Tomás, que no pudo jugar porque se sigue recuperando de un desgarro.

Juventud intentó reaccionar, pero no pudo volver a mandar en el juego. Riveros no aprovechó el ímpetu y no pudo volver a tener una chance clara.

Así el encuentro fue llegando al final con la tensión propia de un partido que puede caer para cualquier lado. Saporiti tuvo un tiro libre cerca del área pero su envío se fue lejos por sobre el travesaño. En el otro arco, Mancinelli hizo sufrir a Grassi al querer salir jugando ante la presión de dos hombres de Riveros.

El árbitro Maximiliano Magnani, de buena labor, marcó el final del encuentro justo cuando el frío se hacía casi insoportable. Ninguno de los dos se terminó de ir conforme.

Lutgardis se fue sabiendo que tuvo el encuentro al alcance de la mano si apretaba el acelerador después del empate. Los de Lanza siguen en la mitad inferior de la tabla y la fecha que viene intentará sumar en Adelia María ante Atlético.

Juventud Unida vio  cómo Toro le sacó más diferencia en la cima y, más allá del resultado, no hizo un buen encuentro. Ahora recibirá a Ateneo Vecinos en busca de mantenerse cerca de los moldenses, a quienes visitará en la jornada siguiente.

 

Síntesis:

L. Riveros: Máximo Meneguzzi; Davel Degiorgi, Manuel Arias, David Feldman, Cristian Garraza; Darío Britos, Maximiliano Pérez, Francis Sosa, Julián Navalón; Gonzalo Santillán, Tomás Prado. DT: Claudio Lanza.

Juventud Unida: José Mancinelli; Héctor Romero, Leonel Formaggioni, Germán Rivera, Federico Saporiti; Jeremías Flordelmundo, Lisandro Arce, Emanuel Campo, Mateo Martinelli; Bruno Titarelli, Leandro Martínez. DT: Jorge Grassi.

Goles: 14’PT Emmanuel Campo (JU). 26’ ST Tomas Prado (LR).

Cambios: todos en el segundo tiempo. 11’ Guillermo Tambussi por Leandro Martínez (JU) y Ariel Aranda por Mateo Martinelli (JU), 20’ Pablo Álvarez por Francis Sosa (LR), 33’ Nicolás Rucci por Campo (JU), 40’ Maximiliano López por Julián Navalón (LR).

Arbitro: Maximiliano Magnani.

Tercera: Riveros 1 – Juventud Unida 0.

Estadio: “Eduardo Saporiti”, Riveros.